DIAGNÓSTICO: DISPLASIA DE LA CADERA EN LOS CANINOS

Definición

El término displasia procede del griego “dys” dificultad y “Plasso” o “Platto” formas, consecuentemente el término displasia hace referencia a la dificultad en formarse bien.

La displasia de la cadera es una enfermedad hereditaria. Es multigenética, indica que hay varios genes responsables; pero en la displasia de la cadera está involucrado también un problema basado en la nutrición y el medio ambiente. Consiste en un desarrollo defectuoso de la articulación de la cadera y el fémur (articulación coxofemoral) y en enfermedad degenerativa de la misma.

Un perro con displasia de cadera nace sano. El desarrollo de la displasia se produce al crecer el cachorro. El desarrollo simultáneo desequilibrado de las articulaciones de la cadera, huesos y tejidos blandos durante los primeros 6 meses de vida de los cachorros da lugar a la displasia de la cadera.

La nutrición y el medio ambiente juegan un papel importante. El concepto genético del efecto de la herabilidad se cree que solo es alrededor del 25%.
Las consecuencias nutricionales son cualitativas y cuantitativas (dietas de bajo valor nutricional y/o exceso en las cantidades de alimentos diarios).

Síntomas

  • Caminar con cojera
  • Andar tambaleante
  • Dar saltos de conejo en lugar de correr
  • Dificultad en las patas traseras para ponerse de pie
  • Dolor cuando las caderas son manipuladas
  • Pérdida de masa muscular en las extremidades posteriores

La única manera de averiguar si su perro tiene efectivamente displasia de caderas es a través de rayos x

Referencia

Displasia de cadera  IVOT

Displasia de cadera canina. ACVS

Displasia de cadera en el perro. DeQuiVet

Displasia en caninos. Imágenes

Problemas de movilidad. Videos

Tratamiento

Tratamiento no quirúrgico o conservador:
1-Restringir la actividad del animal lo máximo posible, evitando que suba o baje escaleras o que salte.
2-Administrarle fármacos antiinflamatorios no esteroideos para controlar el dolor.
3-Evitar sobrepeso llevando una dieta adecuada.
Tratamiento quirúrgico:
1-Osteotomía triple de cadera: indicado en perros jóvenes (menores de 10 meses) con displasia, caracterizada por una subluxación incompleta y sin signos degenerativos. (Continúa en tu perro displasia)
2-Exéresis (excisión) de la cabeza y cuello femorales: indicada en perros de todas las edades, sobretodo los de peso inferior a 20 Kg. y con enfermedad articular degenerativa.
3-Prótesis o sustitución completa de la cadera: indicado en perros  con peso superior a 20 Kg. que han terminado el crecimiento y tienen displasia muy grave.
4-Pectinectomía o resección del músculo o tendón pectíneo: con eficacia dudosa para resolver la degeneración articular a largo plazo, se realiza para aliviar el dolor debido a la movilidad articular anormal.

FireStats icon Powered by FireStats