DIAGNÓSTICO: COLIBACILOSIS PORCINA

Definición: Las colibacilosis

Este tipo de infecciones se deben a agentes de las cepas enterotoxigénicas y enteropatogénicas de E. Coli y casi siempre aparecen bruscamente durante la primera semana posterior al destete.

Enfermedad de los edemas

Está causada por la toxina de Escherichia coli enterohemorrágica o verotoxigénica y en algunas ocasiones es asintomática, provocando repentinamente la muerte de los animales que la padecen. En otros casos, se observan alteraciones relacionadas con el sistema nervioso, como dificultades al caminar o crisis convulsivas. También pueden aparecer edemas generalizados, especialmente visibles en los párpados. Generalmente, los animales que alcanzan estos síntomas son prácticamente irrecuperables. Existe un hecho fundamental: el agente causante de la enfermedad es la verotoxina de Escherichia coli, no el colibacilo en sí mismo, de manera que es difícil obtener resultados positivos aún con tratamientos basados en antibióticos inyectables.

Síntomas

Es probable oír  que los cerdos producen una voz muy aguda o chirriante. Es característico el edema facial y la cianosis en pabellones auriculares, abdomen y jeta.

Nerviosos:
Sintomatología nerviosa de gravedad y edema generalizado.
Muerte súbita.

Intestinales:
Síntomas de constipación y diarrea acuosa con coágulos de sangre.
En algunos animales se desarrolla la colitis hemorrágica.
Ocurre normalmente durante la semana posterior al destete. Pudiendo llegar a afectar el 30% de los animales.
La mortalidad puede llegar al 100%.

Diarrea colibacilar
Aunque afecta el crecimiento de los animales, no tiene consecuencias tan graves como la enfermedad de los edemas. Sus causas están originadas en dos tipos de colibacilos:
– E. Coli enterotoxigénica
– E. Coli enteropatogénica.

Las cepas de E. Coli enterotoxigénica producen enterotoxinas que alteran el equilibrio hidroeléctrico y provocan diarrea secretora. Muy frecuentemente (en más del 50% de los casos) este tipo de cepas son asimismo aisladas en animales afectados con diarreas en el engorde.

En cambio, las cepas de E. Coli enteropatogénica provocan lesiones por adhesión y destrucción directamente sobre la célula y originan diarreas osmóticas por mala absorción. Aunque estas enteritis son menos graves que las producidas por las cepas de E. Coli enterotoxigénica, los animales afectados tardan más tiempo en recuperarse.

Signos clínicos:
Sistémicos: deshidratación y caquexia.
Intestinales: diarrea acuosa amarillenta, mala condición corporal, flacidez abdominal e irritación en la zona perineal. La diarrea se agrava en los lechones más jóvenes, aunque se pueden hallar también en el destete. En las primeras horas de vida se puede desarrollar la septicemia neonatal por E. coli y llegar a una mortalidad cercana al 100%.

Tratamiento

Se utiliza un tratamiento parenteral inyectable, con Ampicilina, Amoxicilina, Gentamicina y Enrofloxacina. Se requiere un tratamiento de soporte con electrolitos para controlar la deshidratación, así como suplementos vitamínicos.
Como medida de prevención se utilizan vacunas inactivadas que se aplican a la madre, aumentan en calostro la cantidad de anticuerpos frente a factores de adhesión y toxinas de E. coli.

Aplicación de antibiótico inyectables (derivados de la Penicilina, Gentamicina, Colistina y Enrofloxacina)  y Dexametasona en los animales afectados, y tratamiento antibiótico general en el agua de bebida (Colistina).
Se requiere un tratamiento de soporte con electrolitos y vitaminas para paliar la deshidratación. Es básico para prevenir la enfermedad aplicar buenas pautas higiénicas ambientales y del agua de bebida, así como mantener condiciones ideales de humedad y temperatura.

Productos disponibles en Venezuela para el tratamiento de la enfermedad de los edemas.
Consulte a su Médico Veterinario.

ANTIBIÓTICOS:

Penicilina

Gentamicina

Colistina

Enrofloxacina

Defloxal 0.5%  Depal

Fluidoterapia

VITAMINAS: 

Dexametasona

FireStats icon Powered by FireStats